Tengo un taladro, ¿y ahora qué?

Tranquila, seguro que no eres a la primera persona que le regalan un taladro, con la idea de no depender de nadie a la hora de colgar ese cuadro que lleva apoyado en el suelo meses (por no decir años), o ese perchero que tanto necesita tu hijo en su cuarto para colgar...